lunes, 26 de julio de 2010

El Corazón de Krishna - Libro Bhagavata y Bhakta Bhagavata



Puri, Bhakti Pramode:

Palabras de su Divina Gracia Puri Maharaj Sobre Su Vida

puri_bp/ 20-May-2008 00:53 -
Autobiografía de Srila BP Puri Goswami Mj - 934JC
La Historia de mi Vida (Autobiografía de Srila BP Puri Goswami Mj)

Escritos



Libro Bhagavata y Bhakta Bhagavata
La Educación de Devananda Pandita

Un día el Señor Caitanya salió a caminar a través de Nadya llegando hasta un dique en Vidyânagar. Este dique había sido construido por el padre de Sri Sarvabhauma Bhattacarya, el gran escolástico Sri Mahesvara Visarada, para proteger su casa contra las inundaciones. Devananda Pandita había construido su morada cerca del terraplén. Él era célibe de nacimiento, llevaba a cabo estrictas austeridades, y era muy renunciado y conocedor. Él había ganado una reputación como profesor del Bhagavata Purana. Pero debido a su fuerte deseo por liberación y a su falta de devoción, él no podía entender la importancia real del Srimad Bhagavatam, el cual es el océano del bhakti-rasa o melosidad devocional pura.

De aquí que Srila Svarupa Damodara Gosvami aconsejó a este brahmana de Bengala:
“Si deseas entender el Srimad Bhagavatam debes aproximarte a un vaisnava autorrealizado y escuchar de él. Podrás hacer esto cuando hayas tomado refugio completamente de los pies de loto de Sri Caitanya Mahaprabhu. Asóciate con los devotos del Señor Caitanya porque sólo entonces entenderás las olas del servicio devocional”. (C.C. ant. 5/131-2)

Pero aun Devananda tenía la oportunidad de aprender devoción:
“Él (Devananda Pandita) poseía la habilidad del conocimiento, pero debido a algún aparadha no podía realizar a Krsna como la meta última”. (C.B. Madhya 21/10)

El comentario Gaudiya-bhasya de este verso aclara: “Cada entidad viviente es un vaisnava; por lo tanto Devananda Pandita como jiva tenía la elección de conocer los significados del Srimad Bhagavatam. Pero esto permanecía dormido en él, y la causa de su ignorancia tenía su origen en un aparadha. Su elección fue temporalmente suspendida. El Señor Krsna es la Superalma omnisciente: El tipo de aparadha que era la raíz de su ignorancia de la esencia del Srimad Bhagavatam a pesar de estudiarlo y enseñarlo, era conocida sólo por Krsna. Al no poseer la visión del pasado y futuro, la jiva ordinaria no puede conocer estas cosas”.

Mahaprabhu estaba pasando mientras Devananda Pandita dictaba una conferencia sobre el Srimad Bhagavatam. Al no escuchar una apropiada descripción devocional de Srimad Bhagavatam, el Señor Caitanya habló enfurecido: “El Señor dijo: ¿Cómo ese rascalero puede interpretar (el Bhagavatam) de esta manera? Él es completamente un ignorante de las enseñanzas esenciales del Srimad Bhagavatam. ¿Qué autoridad tiene para hablar de él? El Srimad Bhagavatam es el libro encarnación del Señor Krsna. La meta última del Srimad Bhagavatam es el servicio devocional puro al Señor Supremo; las escrituras védicas han declarado que el Srimad Bhagavatam establece de manera inequívoca (como el dharma de la jiva) la imperactividad de una relación de amor con el Supremo. Los cuatro Vedas son comparados al yoghurt; éste fue batido y servido por Sukadeva a Pariksit Maharaja quien obtuvo pleno gusto del mismo. Sukadeva Gosvami me es muy querido y es plenamente consciente de las verdades esotéricas reveladas en éste. El Bhagavatam está repleto de descripciones acerca de mi posición y naturaleza absolutas como la Suprema Personalidad de Dios. Cualquiera que hace la más pequeña distinción entre Yo (El Señor Supremo), Mis devotos puros, y el Srimad Bhagavatam, está condenado por siempre”. (C.B. Madhya. 21/13-27)

Aunque el Señor habló estas palabras de manera airada, los vaisnavas reunidos estuvieron muy complacidos por sus instrucciones. El Señor continuó: “Aquel que no describe las enseñanzas del Srimad Bhagavatam a la luz del bhakti es un canalla desagradecido que se revuelca en su ignorancia. Este bribón habla continuamente sin una sola mención de bhakti. ¡Haré trizas sus libros!” Con enojo el Señor avanzó como si quisiera llevar a cabo su amenaza pero los vaisnavas le suplicaron no hacerlo.

Los Vedas han elogiado totalmente al Srimad Bhagavatam como la literatura más profunda y esotérica; pero envenenado por la erudición material y el orgullo de ser renunciante y famoso este así llamado pandita no puede captar la Verdad. Alguien que se jacta de comprender por completo el Bhagavatam pierde al instante el conocimiento de su esencia. Pero alguien que percibe que este no es diferente del inconvencible y Supremo Señor es iluminado sobre su significado: Devoción pura al Señor Supremo.

Devananda Pandita estaba embellecido con todas las buenas cualidades; en verdad, raramente uno se encuentra con una personalidad de su categoría y erudición. Todas aquellas personas que tienen un falso entendimiento del Bhagavatam, lo mismo que aquellos que los alaban, son castigados severamente por Dharmaraja, el Señor de la Muerte (Que también es un Mahajana que protege las Escrituras). En el comentario Gaudiya-bhasya al último verso citado se dice: “A pesar de ser talentoso, un escolástico erudito, no se puede entender y podría uno mal interpretar la esencia arcana del Srimad Bhagavatam. Cuando tales escolásticos luchan por fama y gloria, Yamaraja (El Señor de la Muerte), quien juzga lo correcto y lo incorrecto y en acuerdo a esto premia o castiga, los castigará”. ¿Qué podemos aprender de esto? Si una persona erudita y calificada como Devananda Pandita mal interpreta el significado del Srimad Bhagavatam, de igual manera nosotros si nos jactamos de conocerle como escolásticos eruditos seremos castigados severamente por Yamaraja.

La razón de la ira del Señor Caitanya hacia Devananda Pandita esa tarde tenía sus raíces en el pasado. El Señor había recordado de repente que Devananda había ofendido a Srivasa Thakura, la encarnación del devoto Narada Muni. Esto sucedió antes que el Señor Caitanya apareciera en la tierra cuando ésta se encontraba privada del fervor devocional y los dispersos devotos estaban resignados a una vida extremadamente infeliz. Los maestros y escolásticos de Navadvipa estaban profundamente ocupados en estudiar el Gita, el Bhagavatam, etc., pero desafortunadamente ninguno de ellos explicaba le esencia de estas Escrituras, llámese el servicio devocional puro al Señor Supremo. Debido a que estos panditas nunca cultivaron una actitud de servicio hacia el Señor, ellos rehusaron indagar sobre la melosidad devocional de estas literaturas trascendentales. Devananda Pandita, un brahmana altamente calificado, académico y célibe de nacimiento, era el más famoso entre tales escolásticos que enseñaban el Bhagavatam. La gente le tenía en gran estima. A pesar de tales atributos y debido a su desatención en el proceso de rendición devocional, él cometió grave vaisnava-aparadha a los pies de un devoto puro del Señor. Un día el gran devoto vaisnava Srivasa Thakura deseaba escuchar una disertación sobre el Srimad Bhagavatam. El vino a la conferencia de Devananda Pandita y se sentó en la audiencia. El Bhagavatam está compuesto de sílabas trascendentales remojadas en el gusto devocional del amor por Dios.

Al escuchar los slokas del Srimad Bhagavatam, Srivasa Thakura cayó en rapto devocional. Los ocho síntomas de profundas emociones espirituales (asta-sattvika-vikora) tales como el temblor del cuerpo, erizamiento de los bellos del cuerpo, suspiros largos y cortos, llanto, etc., aparecieron en su cuerpo. Encajados en los áridos bosques de una academia y extraños de cultura de rendición devocional, todos los estudiantes de la audiencia se sintieron molestos por las transformaciones trascendentales de Srivasa Thakura. Srivasa Thakura estaba inconsciente de lo que sucedía a su alrededor. Él fue sacado a rastras y dejado afuera por los estudiantes. Todo este tiempo Devananda Pandita se abstuvo de hacer alguna oposición a este acto de vandalismo. Luego, cuando Srivasa Thakura volvió en sí, se dio cuenta de lo sucedido y regresó a casa con el corazón oprimido. El Señor Caitanya, el Señor Supremo que reside en el corazón de todas las jivas como la Superalma, supo de este vergonzoso aparadha cometido por Devananda. Así que ahora, al ver a Devananda, el cruel incidente se revolvió en su memoria al pensar que los discípulos de un Guru no devocional son réplicas de mismo. En una modalidad enojada le reprendió”.

“¡Tú, Devananda! Una vez un devoto de nombre Srivasa Thakura vino a escuchar tu conferencia. ¿Cuál fue su ofensa para ser sacado a rastras de tu casa por tus estudiantes mientras se encontraba absorto en los pasatiempos de Krsna? ¿Es tal maltrato una respuesta adecuada para alguien cuyo corazón está inmerso en el deleite trascendental? Él es una personalidad apreciada por nadie menos que Ganga devi misma. Podrás explicar el Bhagavatam pero nunca comprenderás a fondo su verdadera importancia. ¿Acaso cuando una persona come a satisfacción no se muestra en disposición favorable a los demás? En cuanto a ti, aunque enseñas a otros el Bhagavatam, no puedes saborear su néctar divino que da placer ilimitado”. (C.B. Madhya. 21/68-80)

Como verdadero brahmana, Devananda escuchó silenciosamente la airada reprimenda del Señor sintiéndose sorprendido. Luego el Señor se marchó y así mismo lo hizo Devananda partiendo para su casa profundamente desanimado.

A pesar de ser censurado, Devananda era en verdad un alma afortunada pues ser castigado por el Señor es una rara bendición. Aún los demonios matados por el Señor logran el cielo espiritual, Vaikuntha. Cualquiera que fiel y sinceramente acepte los consejos o advertencias del Señor Supremo será pronto bendecido con el servicio devocional puro a Sus pies de loto. Pero aquellos que no hacen caso del castigo del Señor perecerán condenados eternamente.

Por reprochar a Devananda Pandita, Caitanya Mahaprabhu nos enseña una lección muy importante: Si uno comete vaisnava-aparadha, no importa cual sea su servicio y rendición a Krsna, nunca podrá obtener amor por Dios (prema), debido a que está desposeído de vaisnava-krpa, misericordia de los vaisnavas. Kuliyagrama se encuentra al otro lado del Ganges frente a Sridhama Mayapur. Mientras viajaba por Navadvipa, el Señor Caitanya fue de la casa de Vacaspati en Vidyanagara a la casa de Chakari en Kuliyagrama. Cierto brahmana vino al encuentro del Señor y sosteniendo Sus Pies de loto contra su pecho imploró:

“Señor, por favor escucha mi suplica. Soy un vil pecador; al no comprender la potencia del servicio devocional a menudo critico a los vaisnavas, al proceso del canto congregacional, y al Santo Nombre, pensando que no existen verdaderos vaisnavas en Kali-yuga y dudando de la eficacia de cantar. Ahora el sólo pensar en mi maldad causa dolor a mi alma. Tú mi Señor eres la más poderosa de las personalidades -El león entre los hombres al salvar a la humanidad entera de la esclavitud de la vida materialista. Por favor dime ¿cómo puedo absolver mi pecado?” (C.B. Antya 3/380)

El Señor estuvo complacido con el brahmana y su confesión sincera. Sonriendo le dijo: “¡Oh brahmana!, cuando el néctar de la inmortalidad es administrado a una persona que ha tomado veneno, la toxicidad se reduce gradualmente y su cuerpo se vuelve inmortal. Tú has tomado veneno inconscientemente al criticar y ofender a los vaisnavas. El Santo Nombre de Krsna y Sus atributos transcendentales son las formas más elevadas del néctar de la inmortalidad. Por esto, al constantemente saborear éste néctar y glorificar a los vaisnavas con la misma lengua que los calumniaste, tú serás exonerado. Divulga las maravillosas características de los vaisnavas a través de canciones, poesía o por otros medios. Yo te absolveré personalmente de tus ofensas y neutralizaré personalmente todos los efectos venenosos. Para alguien que inconscientemente comete vaisnava-aparadha el único recurso es glorificar incesantemente a los vaisnavas y a la Suprema Personalidad de Dios. y al mismo tiempo dejar de cometer más aparadhas. Este es el singular método para contrarrestar los malos efectos del aparadha, ya que penitencias o cualquier otra práctica será inefectiva. Así que regresa a tu casa y toma deleite en glorificar al devoto del Señor”. (C.B. Antya 3/449-463) Los vaisnavas reunidos cayeron en éxtasis al escuchar las misericordiosas palabras del Señor y respondieron gritando “Hari, Hari”. La más magnificiente encarnación de Dios, el Señor Gauranga, instruye de esta manera a todos los que inconscientemente ofenden a los vaisnavas, pero aquellos que no dan atención a esto y continúan ofendiendo y criticando sadhus se ahogarán en el océano sin fondo de las penurias.

Pero aquellos que sinceramente prestan atención a estas enseñanzas y entienden que ellas son la crema de las instrucciones védicas, muy fácilmente cruzan sobre el vasto océano de la ignorancia y entran en el cielo espiritual eterno. A continuación cito los comentarios del Gaudiya-bhasya sobre los dos slokas específicos (453 y 463): “Cuando el ofensor, por decirlo así, usa la misma lengua que blasfemo al vaiëòava para expresar arrepentimiento y para glorificarle, esta se vuelve favorable a él. El veneno debilita las funciones corporales pero el antídoto contrarresta la toxicidad y trae de nuevo al cuerpo su condición saludable. De la misma manera, en cuanto se refiere a contrarrestar el vaisnava-aparadha, nada puede ser tan efectivo ni siquiera el hecho de no repetir al aparadha ni las millones de penitencias, como una sincera y cándida glorificación de los vaisnavas. (453) “Aquellos ofensores que escuchen las instrucciones del Señor Caitanya y crean estas como verdad infalible arrojándose a los pies de los vaisnavas y suplicando perdón, cosecharan grandes bendiciones. Ellos desarrollarán fe resuelta en el Señor Caitanya y cruzarán sobre el vasto océano de la ignorancia”. (463) Tan pronto que el Señor Caitanya terminó de instruir al brahmana entró Devananda Pandita. Devananda, como se dijo antes, no tenía una fe firme en el Señor pero era un hombre preparado, ecuánime y erudito. A pesar de estas nobles características, el no había podido desarrollar fe en el Señor o en sus enseñanzas. A pesar de sus muchos estudios y de que enseñaba el Srimad Bhagavatam, él era incapaz de percibir su mensaje trascendental de rendición devocional al Señor Supremo. Por no haber saboreado la ambrosia del bhakti, él era incapaz de que otros saborearan la dulzura estando ansioso por el deseo de la liberación. Después que el Señor Caitanya aceptó sannyasa y partió para Jagannatha Puri, la Providencia quiso que Devananda se encontrara con Srila Vrakesvara Pandita, un gran devoto y asociado eterno del Señor; esto fue una suerte inesperada para Devananda. La asociación con un devoto puro del Señor es como una piedra de toque. De esta forma Devananda desarrolló rápidamente ruci o gusto por el proceso del servicio devocional además de una fe fuerte por Sri Caitanya. Srila Vrindavan Thakura describe como el gran vaisnava Sri Vrakesvara Pandita, por coincidencia divina, llega a la morada de Devananda. Al ver Su apariencia resplandeciente, sus extraordinarias transformaciones físicas causadas por sentimientos espirituales profundos de Krsna-prema, y su extático danzar y cantar, Devananda estuvo completamente maravillado. Su deseo por liberación le fue disipado del corazón y cayó a los pies de Sri Vrakesvara esparciendo el polvo de sus pies por todo su cuerpo; de inmediato surgió dentro de él un gran respeto por Sri Caitanya. Tal es la consecuencia maravillosa de servir a un maha-bhagavata (devoto puro).

Srila Bhaktisiddhanta Sarasvati Thakura escribe: “Como resultado directo del servicio a un vaisnava puro, la fe resuelta por Sri Caitanya surgió en el corazón de Devananda Pandita de Kuliyagrama. La permanencia de Srila Vrakesvara Pandita en el asrama de Devananda trajo una gran fortuna a Devananda. Aunque Devananda era un seguidor de la religión smarta (aquellos que profesan los rituales brahmínicos del smrti sastra) era sin embargo una persona erudita y auto controlada. Sus estudios de la Escritura estaban exclusivamente dedicados al Srimad Bhagavatam. Él era obediente al Señor y distante de los dictados de sus sentidos, pero carecía de fe en Caitanya Mahaprabhu. Por la gracia de Sri Vrakesvara Pandita sus ideas equivocadas fueron erradicadas y desarrolló sumisión y respeto hacia el Señor Caitanya”.

Srila Vrndavana Das Thakura escribe: “El servicio a los vaisnavas es más elevado que el servicio al Supremo Señor. Este es el veredicto unánime del Bhagavatam y de todas las otras Escrituras reveladas. El Bhagavatam declara: “Pueden existir dudas acerca de si aquellos que sirven al Supremo Señor obtendrán la perfección o no, pero no existe la más absoluta incertidumbre acerca de lograr la perfección por servir a los devotos del Señor.”' De este modo, el servicio a los vaisnavas es el método más seguro y eficaz para todas las entidades vivientes de obtener a Krsna”. (C.B. Antya 3/485-487) La visita de Devananda a Sri Caitanya (para obtener Su darsan o visión divina) es un resultado directo de la asociación espiritual y Purificadora de Srila Vrakesvara Pandita. La humildad y demás atributos vaisnavas estaban manifiestos en la personalidad iridicente de Devananda mientras se postraba a los pies de loto del Señor. Luego se levantó y sumisamente permaneció parado en un rincón. El Señor estaba complacido de ver a Devananda, un receptor de la gracia de su asociado eterno, y le hizo señas para que viniera y se sentara más cerca. El Señor había perdonado todas sus ofensas anteriores y ahora conversaba con él de manera íntima.

El Señor dijo: “Has tenido la gran fortuna de servir a mi devoto querido, Vrakesvara, y por eso estás aquí hoy. Vrakesvara es la expansión madura del sakti de Sri Krsna (Su potencia Divina). Quien sea que le sirva logrará a Krsna. Su corazón es el lugar de descanso favorito y hogar de Sri Krsna. Dondequiera que esté se manifiestan todos los lugares de peregrinaje, y ese lugar es Goloka”. Devananda Pandita juntó sus manos y empezó a glorificar al Señor: “¡Oh magnificiente Señor! Tú llegaste a Navadvipa con el propósito específico de liberar a las almas condicionadas. Soy un pecador vil y miserable. Debido a mi enfermizo destino no pude reconocerte y así fui privado de la Suprema Bienaventuranza de Tu asociación y misericordia. Es tu naturaleza el ser compasivo para con toda entidad viviente; sólo pido que pueda lograr amor por Ti; deseo someter mi humilde petición a Tus pies de loto. Mi Señor, bondadosamente instrúyeme sobre mis deberes. Soy un ignorante e inculto; el Srimad Bhagavatam es el texto dado para los más eruditos y perceptivos escolásticos; entonces, ¿cómo puedo yo estudiar, analizar y enseñar a otros el Srimad Bhagavatam? -por favor guíame”.

Estando complacido con la aptitud sumisa de Devananda, el Señor dijo: “¡Oh brahmana!, no trates de explicar el significado del Srimad Bhagavatam en cualquier otro contexto salvo a la luz del bhakti. Desde el comienzo al final el mensaje inequívoco del Bhagavatam es el proceso eternamente perfecto, indestructible e infalible del servicio devocional a Krsna. En la creación material entera el Krsna bhakti permanece como la única verdad absoluta. Aun en el momento de la aniquilación total ésta verdad permanece intacta y con plena potencia. El Supremo Señor Narayana ofrece la liberación a las jivas engañándolas y privándolas de Bhakti. El Krsna Bhakti, siendo extraordinariamente raro, no es disponible sino se recibe primero la misericordia del Señor Supremo Krsna”. El Srimad Bhagavatam es la única Escritura donde bhakti o el servicio devocional amoroso al Supremo Señor Krsna es propuesto y establecido como el paradigma esotérico por excelencia, de aquí que ninguna otra escritura puede siquiera comparársele. El Bhagavatam no es compuesto por mortales, éste es divino, literatura supramundana que se manifiesta a sí misma (avirbhava-tirobhava) como las encarnaciones Matsya y Kurma del Señor Supremo. Y más recientemente por la misericordia del Señor Krsna, se manifestó a sí misma a través de Srila Vyasadeva por la potencia trascendental de bhakti. Así, Srila Vrndavana das Thakura nos aconseja para que no suframos tontamente bajo las ideas equivocadas de conocer y entender plenamente el Srimad Bhagavatam.

El Señor continuó: “Aún si es una persona ignorante la que se aproxima sumisamente al Srimad Bhagavatam, su significado le será revelado automáticamente en el corazón. Al corporificar el amor espiritual puro ésta no es diferente de la forma de la Deidad de Krsna. Los pasatiempos sublimes y trascendentalistas de Krsna se encuentran descritos allí. Aunque Vedavyasa compiló los cuatro Vedas, el Mahabharata, los Puranas, etc., permanecía descuidado e incompleto. Después que recitó el Bhagavatam por primera vez, él se sintió satisfecho y feliz. Aun así existen almas desafortunadas que después de leer la más brillante joya entre las Escrituras, están privados de saborear su esencia nectarina (bhakti). “Por esto, ¡oh brahmana!, simplemente enfatiza el bhakti cuando enseñes el Srimad Bhagavatam. Entonces permanecerás libre del aparadha y tu corazón se inundará de felicidad. En verdad la esencia de todas las Escrituras es la devoción a Krsna, pero el Bhagavatam es único pues está saturado de melosidad divina (Krsna bhakti rasa) distribuye este océano de ambrosia devocional a todos”. Srila Devananda Pandita estaba sobrecogido de emoción al escuchar las maravillosas instrucciones de Mahaprabhu. El, repetidamente dio gracias a Dios por las bendiciones que estaba recibiendo. Después de ofrecer reverencias rendidas a los pies de loto de Mahaprabhu, partió para su ermita. El Señor Caitanya usó este episodio con Devananda Pandita para divulgar al mundo las glorias del Srimad Bhagavatam consistente en doce cantos; es el proceso del bhakti yoga que está bendecido por esa auspiciosa literatura libre de mal y enfermedades. La adoración del Srimad Bhagavatam equivale a la adoración a Krsna. La devoción pura a Krsna es lograda a través de escuchar y recitar regularmente este extraordinario libro. Existen dos “bhagavatas”: Granta Bhagavata, la forma literaria del Supremo, y bhakta-bhagavata, la forma del devoto del Supremo. El escuchar, recitar y adorar diariamente al Srimad Bhagavatam conduce a realizar la verdad acerca de los devotos del Señor y del mismo Señor.

Por esto, Srila Krsna das Kaviraja escribe:

 eka bhagavat-bada-bhagavat sastra ara bhagavat-
bhakta bhakti-rasa-patra (C.c. Adi. 1/99)

“Uno de los bhagavatas es la gran Escritura del Srimad Bhagavatam y el otro es el devoto puro absorto en la honra (rasa) de la devoción amorosa”. Devananda Pandita, al recibir la misericordia del Señor Caitanya y de Su asociado eterno Srila Vrakesvara Pandita, llegó a ser iluminado acerca de la posición exaltada de Srila Srivasa Thakura, también asociado íntimo y eterno del Señor Caitanya lo mismo que una encarnación de Narada Muni. Con sentimiento de profundo arrepentimiento y gran humildad él repetidamente pidió perdón a los pies de loto de Srivasa Thakura. Así, él recibió las bendiciones incondicionales de Srila Srivasa Thakura y de todos los devotos de Mahaprabhu. Nadie es capaz de traer la misericordia del Srimad Bhagavatam, el libro Bhagavata, sin estar primero santificado por la gracia del bhakta bhagavata. Sin esto él permanecerá privado eternamente de saborear el néctar del krsna-bhakti y de toda buena fortuna. El más simple aparadha en contra del Bhakta Bhagavata privará a todas las almas de la misericordia del Srimad Bhagavatam, la encarnación literaria o sabda-brahman, y del Brahman Supremo, la Personalidad de Dios. De aquí que el Señor haya declarado: sabda brahma param brahma mamobhe saavati tanu. Tanto el sabda brahma (la vibración sonora trascendental) como el param brahma son mis formas eternas siempre existentes.


Page last modified on May 20, 2008, at 12:41 AM

Fuentes - Fonts




SOUV2P.TTF  - 57 KB
SOUV2I.TTF  - 59 KB

SOUV2B.TTF  - 56 KB
bai_____.ttf  - 46 KB
babi____.ttf  - 47 KB
bab_____.ttf  - 45 KB
SOUV2T.TTF  - 56 KB

inbenr11.ttf  - 64 KB
inbeno11.ttf  - 12 KB
inbeni11.ttf  - 12 KB
inbenb11.ttf  - 66 KB
balaram_.ttf  - 45 KB
indevr20.ttf  - 53 KB











free counters






Disculpen las Molestias
Conceptos Hinduistas (1428)SC

Conceptos Hinduistas (2919)SK  ·  (2592)SK
Aa-Ag · Ah-Am · Ana-Anc · And-Anu · Ap-Ar · As-Ax · Ay-Az · Baa-Baq · Bar-Baz · Be-Bhak · Bhal-Bhy · Bo-Bu · Bra · Brh-Bry · Bu-Bz · Caa-Caq · Car-Cay · Ce-Cha · Che-Chi · Cho-Chu · Ci-Cn · Co-Cy · Daa-Dan · Dar-Day · De · Dha-Dny · Do-Dy · Ea-Eo · Ep-Ez · Faa-Fy · Gaa-Gaq · Gar-Gaz · Ge-Gn · Go · Gra-Gy · Haa-Haq · Har-Haz · He-Hindk · Hindu-Histo · Ho-Hy · Ia-Iq · Ir-Is · It-Iy · Jaa-Jaq · Jar-Jay · Je-Jn · Jo-Jy · Kaa-Kaq · Kar-Kaz · Ke-Kh · Ko · Kr · Ku - Kz · Laa-Laq · Lar-Lay · Le-Ln · Lo-Ly · Maa-Mag · Mah · Mai-Maj · Mak-Maq · Mar-Maz · Mb-Mn · Mo-Mz · Naa-Naq · Nar-Naz · Nb-Nn · No-Nz · Oa-Oz · Paa-Paq · Par-Paz · Pe-Ph · Po-Py · Raa-Raq · Rar-Raz · Re-Rn · Ro-Ry · Saa-Sam · San-Sar · Sas-Sg · Sha-Shy · Sia-Sil · Sim-Sn · So - Sq · Sr - St · Su-Sz · Taa-Taq · Tar-Tay · Te-Tn · To-Ty · Ua-Uq · Ur-Us · Vaa-Vaq · Var-Vaz · Ve · Vi-Vn · Vo-Vy · Waa-Wi · Wo-Wy · Yaa-Yav · Ye-Yiy · Yo-Yu · Zaa-Zy

GENERAL

Correo Vaishnava

Mi foto
Spain
Correo Devocional

Archivo del blog